Indicaciones geográficas protegidas (IGP) para la artesanía

logo_igp_ue

Las IGP son un distintivo de la Unión Europea que vemos habitualmente en productos alimentarios, vinos, etc. desde hace años; sin embargo, hasta el momento, no se habia previsto para otros tipos de productos como los artesanales.

Los productos con Indicación Geográfica Protegida (IGP) poseen una reputación, alguna cualidad determinada, u otra característica diferencial atribuible a su origen geográfico, y cuya producción, transformación o elaboración se realiza en esa zona geográfica delimitada de la que toma su nombre.

A principios de octubre, el Consejo de la UE ha adoptado el Reglamento relativo a la protección de las IGP de productos artesanales e industriales, con lo que da así los últimos pasos para su entrada en vigor.

El Reglamento se ha publicado en el Diario Oficial de la UE el 27 de octubre, por lo que ha entrado en vigor 20 días después. El texto completo está aquí.

A partir de este momento, las IGP para la artesanía -como en el caso de la cuchillería de Albacete, el encaje de Camariñas o la cerámica de Talavera- podrán acogerse a este sistema de etiquetado y protección, similar a la de los alimentos o bebidas de producción regional, comarcal o local.

En la práctica, este etiquetado tendrá una gran importancia a la hora de garantizar la autenticidad y calidad de los productos vendidos en la UE frente a falsificaciones o réplicas, y gozarán incluso de derechos de propiedad intelectual e industrial.

Los estados miembros de la UE tendrán dos años para preparar la aplicación del nuevo sistema, a partir de entonces será posible presentar solicitudes de IGP para la artesanía en los registros correspondientes de las Comunidades Autónomas. Excelente noticia.

Más información aquí.