CeramicRes

Residencias artísticas en L’Alcora (Castellón)

pablo_bellot
'Nuevo orden, equilibrios del colapso', el proyecto de Pablo Bellot en esta última edición de CeramicRes.

Promovida por Co-Net_ y coproducida por el Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana −a través de Cultura Resident, su programa de residencias de creación−, la Diputació de Castelló y el Ajuntament de L’Alcora, CeramicRes es una estancia artística relacionada con las artes del barro en la que también colaboran el Museu de la Ceràmica de L’Alcora, la Escola Superior de Ceràmica de L’Alcora (ESCAL), la Feria de Arte Contemporáneo de Castelló (MARTE) −de hecho, del 24 al 26 de mayo próximo expondrá los resultados en su XI edición− y otras instituciones y entidades.

A modo de balance, y casi de cierre de ejercicio, los cuatro seleccionados en su segunda edición: Almudena Lobera, Mónica Mays, Luisa Pastor y Pablo Bellot, presentaron el 1 de diciembre los resultados de sus respectivos proyectos tras dos meses de investigación y de desarrollo intensivo en las instalaciones de la ESCAL, la única universidad cerámica que existe en el mundo.
La presentación en el auditorio de la propia ESCAL incluyó detalles de los distintos procesos empleados por los participantes para concretar sus correspondientes proyectos de investigación y/o producción. Más tarde, los asistentes a la presentación pudieron visitar el estudio y los resultados definitivos, desplegados en la sala de exposiciones del centro. Las obras son producto de semanas de intensa investigación, exploración y continuo ensayo-error, expresó Alicia Ventura, comisaria de la edición. Según Isaac Nebot, director de la ESCAL: participar en esta convocatoria es un orgullo para nosotros. Esperamos que la tercera edición sea aún mejor si cabe.

foto__achoLopez_carlos_sebastia_y_agustin_serisuelo
Carlos Sebastià y Agustín Serisuelo, los dos miembros del colectivo Co-Net_, promotores de CeramicRes. Fot.: Nacho Lopez.

La iniciativa

Con CeramicRes, Co-net_, colectivo formado por Agustín Serisuelo (Betxi, Castelló, 1981) y Carlos Sebastià (Castelló, 1975), artistas plásticos ligados a la fotografía, han pretendido ahondar en la relación del territorio provincial con la cerámica, y en sus vínculos antropológicos, socioeconómicos, culturales, artesanales…
Esta segunda edición afianza a CeramicRes como la iniciativa más sobresaliente en el ámbito de la creación artística contemporánea en torno a este soporte promovida en el rural castellonense, con una inequívoca vinculación con el territorio. Y, por supuesto, desde una voluntad expresa de apoyo y promoción de propuestas creativas de vanguardia desde una perspectiva sobre todo crítica, apuntan sus organizadores.

Llegamos a un acuerdo casi de inmediato con la ESCAL: el hecho es que posee un equipamiento y unas condiciones técnicas espectaculares. Tras la buena disposición tanto del Ajuntament como del Museu de L’Alcora, obtuvimos financiación a través de Consorci y Diputació, y este año se ha sumado también el propio ayuntamiento. Convocar una residencia en cerámica tenía por tanto todo el sentido: el territorio de la provincia tiene una tradición de barro milenaria; es decir, que no solo se trataba de la residencia en sí o del oficio, sino sobre todo del lugar.

foto_juanvicent_open_studio_ceramic_res_2023
En el acto de presentación de los resultados de la última edición de CeramicRes. De izq. a dcha. y de arriba a abajo: Juanma Nogueroles, director de Caixa Rural; Carlos Sebastià, Co-Net_; José Luis Esteban, Caixa Rural; Samuel Falomir, alcalde de l’Alcora; Vicente Pallarés, diputado de Promoció Ceràmica, Diputació de Castelló; e Isaac Nebot, director l’ESCAL; Joan Feliu, gerente del Museo de Arte Contemporáneo Vicente Aguilera Cerni de Vilafamés (MACVAC); Agustín Serisuelo, Co-Net_; Alicia Ventura, comisaria de CeramicRes; las residentes: Luisa Pastor, Mónica Mays, Almudena Lobera y Pablo Bellot; y Eladi Grangel, director del Museu de Ceràmica de l’Alcora.

De hecho, el triángulo de la cerámica lo forman las poblaciones de Alcora, Vila-real y Onda. Si bien las tres tienen tradición de azulejería y loza, en l’Alcora, de poco más de 10.500 habitantes, se ubicó en su día la Real Fábrica. Aunque promovida por el Conde de Aranda en 1727, en la rehabilitación de sus diferentes espacios se han hallado restos arqueológicos de origen romano. Es decir, que hay una importante memoria artesanal que, desgraciadamente, se ha ido, entre otras cosas porque buena parte de la producción se industrializó. Así que la ubicación de una iniciativa así, de recuperar arte y artesanía a un tiempo, solo podría ser en Alcora.

pablo_bellot_explica_su_proyecto_a_bea_espejo_y_alicia_ventura
Pablo Bellot explica su proyecto a Bea Espejo y Alicia Ventura.

CeramicRes aprovecha la experiencia de seis ediciones previas de PhotoRes, el programa original de residencias de fotografía, con más de 25 participantes. En cualquier caso, este curso hemos estrenado ArtRes: un nuevo programa de creación contemporánea en Vilafamés, también en el interior de la provincia. La sede de las primeras ediciones de PhotoRes fue Castelló, pero nos gustó la idea de convocar algo así en un sitio más pequeño: adquiere más notoriedad y el impacto es mayor.

A las dos ediciones han concurrido tanto ceramistas puros como creadores de otros campos que quieren desarrollar sus proyectos a través de la cerámica. Generalmente, tienen que poseer ciertas nociones y conocimiento del oficio. Aun así, cuentan con el apoyo técnico, siempre que lo precisen, de los profesores y técnicos de la ESCAL: químicos, diseñadores, graduados en Bellas Artes… Algunos proyectos están en el límite –por decirlo así− entre arte, artesanía y/o diseño.

almudena_lobera
Un aspecto de ‘Recuerdo de’, nombre del proyecto de Almudena Lobera.

De los cuatro participantes en esta edición, sólo uno tenía relación con la cerámica. Sin embargo, sus respectivos proyectos estaban muy vinculados con el volumen, desde una visión escultórica, que encajaba con el propósito de la convocatoria. Más allá de su experiencia con el soporte, han conseguido llevar al producto resultante a límites tan insospechados como interesantes.
Por otra parte, colaboramos con terceros como la empresa Emigres Cerámica que desarrolla un proyecto cultural de recuperación y puesta en valor de la cerámica local del siglo XVIII, denominado ‘Alcora La Ilustre Cerámica’. Una iniciativa de mecenazgo en la que participan siete oficiales de forma directa. Incluye visitas tanto a la fábrica como a la sede donde se desarrollan en vivo los diferentes procesos artesanales, resumen Sebastià y Serisuelo.

luisa_pastor
Detalles de ‘Conjunto vacío’, propuesta-proyecto de Luisa Pastor

Otro espacio local con el que colaboramos es Art Antic L’Alcora, S.L. que elabora pavimentos, revestimientos, murales, con relieve… Pero también con una fábrica de esmaltes que aporta productos para que los residentes experimenten en sus investigaciones sobre los diferentes materiales.
Con un modelo así de residencia, huimos del proceso tradicional de producción de obra con fines únicamente expositivos. Sufragamos los honorarios, dietas, producción, alojamiento y desplazamientos de los creadores. No solo cumplimos así un código de buenas prácticas sino que, además, propiciamos que exhiban su trabajo durante los dos meses que dura la residencia. Así, los alumnos de la ESCAL o el público interesado pueden interaccionar con ellos y entender los diferentes procesos.

monica_mays
Proyecto ‘En la palma de sus manos’, de Mónica Mays.

La otra residencia en Vilafamés, ArtRes, está abierta sin embargo a cualquier tipo de práctica artística. Tras quedar prácticamente destruido por los bombardeos durante la Guerra, el pueblo −de apenas 1.850 habitantes− está considerado hoy como uno de los más bonitos de España. La rehabilitación de sus casas de piedra y puertas y ventanas de madera, sobre todo del barrio antiguo, empezó en la posguerra; si bien, el gran impulso fue sobre todo en los 70. Fue parte de un proyecto a nivel nacional.

Vicente Aguilera Cerni, historiador y crítico de arte, propuso incluir en la intervención ¡un museo de arte contemporáneo! Planteó que, para exponer en el museo, los creadores vivieran en el pueblo y que sus obran nutrieran incluso el museo: al final, contribuyeron incluso a la rehabilitación… Es, de hecho, el segundo museo de arte contemporáneo en España tras el de Cuenca. Lo cierto es que hay una ligazón muy estrecha entre el pueblo y el arte contemporáneo: con la residencia hemos querido recoger ese espíritu, vinculándola eso sí, una vez más, con el territorio, concluyen.

Un reportaje de Miguel Bertojo.